Diverso

Diseño, beneficios y plantas de Rain Garden

Diseño, beneficios y plantas de Rain Garden


¿QUÉ ES UN JARDÍN LLUVIOSO?

Un jardín de lluvia es una depresión plantada poco profunda diseñada para retener el agua hasta que penetre en el suelo. Una característica clave del diseño del paisaje ecológico, los jardines de lluvia, también conocidos como cuencas de bioinfiltración, están ganando credibilidad y se convierten como una solución importante para la escorrentía y la contaminación de las aguas pluviales. Aquí le mostraremos cómo hacer que un jardín de lluvia se adapte perfectamente a un paisaje y aún así cumpla con todas sus funciones ambientales.

Las plantaciones naturalizadas, aquí camassia, pueden hacer que un jardín de lluvia se adapte fácilmente a su entorno. Foto de: Rob Cardillo.

Según la EPA, gran parte de la lluvia que cae en una cuadra típica de la ciudad se dirige por tierra a la tubería más cercana, arrastrando la suciedad que encuentra. Históricamente, el agua se habría infiltrado, empapado, dejando impurezas en el suelo y las plantas a medida que pasaba para reponer el nivel freático. Los jardines de lluvia están destinados a contrarrestar tanto los patrones de escorrentía antinatural en áreas urbanas y suburbanas (demasiadas carreteras, demasiado pavimento, demasiadas superficies duras) como el aumento de los niveles de suciedad que se encuentran en ellos.

Los jardines de lluvia pueden funcionar en la mayoría de los climas, pero son más efectivos en regiones con una hidrología natural de agua subterránea, es decir, áreas con suelos profundos que beben agua en lugar de áreas rocosas que obligan a la lluvia a correr por la tierra. La mayor parte de Estados Unidos es así. Los jardines de lluvia han ganado un amplio uso residencial en ciudades tan diversas como Kansas City, Minneapolis y Portland, Oregon (las dos últimas ofrecen descuentos en las facturas de servicios públicos para la instalación de jardines de lluvia). Pueblos enteros, como Maplewood, Minnesota, han recurrido a los jardines de lluvia para manejar el manejo de las aguas pluviales del vecindario, hundiendo pequeñas cuencas plantadas entre los bordillos y los límites de la propiedad.

Franjas de pennisetum y otros pastos convierten una gran cuneta de drenaje poco profundo en un jardín de textura. Foto de: Rob Cardillo.

Más de una docena de diseños de jardines de lluvia se pueden encontrar fácilmente en Internet. Esencialmente, cavas una palangana, plantas algunas plantas tolerantes al agua, las cubres bien con mantillo y redirige tus bajantes al hoyo. Las guías en línea le dirán que ubique un jardín de lluvia a 10 pies de su casa y en un punto bajo natural. Ese es un buen comienzo, pero su jardín de lluvia corre el riesgo de simplemente flotar, inundado de césped y desconectado de su imagen de diseño más grande.

CONSEJOS DE DISEÑO DE JARDÍN DE LLUVIA

  • Piense en un jardín de lluvia como un borde o una plantación de cimientos en lugar de un árbol de muestra amado. En otras palabras, no debería ser una función independiente.
  • Considere todas las reglas de composición, selección y circulación, no solo la regla que dice colocar un jardín de lluvia en un lugar bajo a 10 pies de la casa.
  • Elija una forma que funcione con el resto del diseño de su jardín. Un jardín de lluvia no necesita una forma específica para funcionar correctamente, así que siéntete libre de ser creativo.
  • Un jardín de lluvia puede ser tan formal o tan salvaje como desee; se trata de la selección de plantas. Los jardines de lluvia monoculturales están bien siempre que se adapten a su diseño general. (Vea a continuación algunas de nuestras plantas favoritas de jardín de lluvia).
  • Un jardín de lluvia no tiene que estar separado de otras plantaciones. Considere hacer una depresión dentro de un lecho perenne o un borde de arbusto (especialmente si el espacio es reducido y no tiene espacio para un jardín de lluvia más grande que esté solo).
  • Ponga más de un jardín de lluvia para la repetición y la continuidad. Si funciona con su diseño general, cree un pequeño jardín de lluvia para cada bajante.

Biostream en Scott Arboretum, Swarthmore College, recoge el exceso de agua de lluvia, la filtra lentamente y la libera en el paisaje. Plantada con amsonia y Iris pseudacorus, que toleran inundaciones periódicas. Foto de: Rob Cardillo.

"Entonces, ¿cómo podemos alejarnos de un jardín de lluvia siendo una forma de riñón colocada en el patio delantero?" pregunta John Gishnock III. Mis pensamientos exactamente, porque ese resultado es bastante común. Gishnock es propietario de Formecology, una empresa de diseño y construcción que se especializa en jardines de lluvia y plantas nativas en Wisconsin. Ha creado jardines de lluvia que se incorporan a la perfección a lo largo de las típicas aceras suburbanas de entrada a la puerta; jardines debajo de muros de piedra colocados en seco adyacentes a senderos rústicos; e incluso un jardín en forma de galaxia espiral (para ser visto desde el porche del segundo piso de un afortunado propietario). "Un jardín de lluvia", dice Gishnock, "debe parecerse al resto del paisaje".

El arquitecto paisajista Jim Hagstrom de Savanna Designs en Lake Elmo, Minnesota, está de acuerdo. "Integramos los jardines de lluvia en el diseño", dice, "y dos tercios de las veces no los notará". Sus diseños dependen principalmente de la sensibilidad de sus clientes. A algunos les encanta el aspecto salvaje y nativo de un jardín de lluvia tradicional, mientras que otros prefieren la idea de la infiltración, pero no quieren ver un "parche de malas hierbas". Él incorporó un jardín de lluvia en el centro de un camino circular y diseñó un bordillo de piedra vertical que fluye a través de la acera a juego con la casa. Ha creado una gran cuenca que infiltra la mayor parte del agua y luego retiene el resto para el hábitat del estanque. Ha construido jardines de lluvia en el centro de los céspedes, alisando el paisaje y asegurando un suelo con buen drenaje. "Obtienes un pequeño estanque después de una lluvia", describe, "y en 24 horas se acaba, y tienes el césped de vuelta".

Las flores de las prímulas de color rosa intenso marcan un jardín junto a un arroyo en Chanticleer, dando un toque de color a los variados verdes de otras plantas amantes de la humedad, como hostas, iris, helechos y juncos enanos. Foto de: Rob Cardillo.

Independientemente de cómo se vean, los jardines de lluvia funcionan, ayudando a reducir el desperdicio de agua de lluvia en un 99 por ciento, según un estudio, y manteniendo limpia la escorrentía. Pero también pueden ser un elemento de diseño integrado, haciendo que los paisajes sean sostenibles y hermosos.

PLANTAS DE JARDÍN DE LLUVIA

La selección de plantas para un jardín de lluvia puede ser un desafío. Además de las plantas favoritas mencionadas anteriormente, el arquitecto paisajista Jonathan Alderson usó estas plantas, entre otras, en un jardín de lluvia diseñado para resolver problemas de drenaje para una casa que se está construyendo en Wayne, PA. "El jardín es la razón por la que se podría construir la casa", afirma Alderson, refiriéndose al dilema de que no se pueden emitir permisos de construcción hasta que haya una solución para el mal drenaje.

Desliza para ver las diapositivas

Foto de: Rob Cardillo.

Equinácea naranja
Rudbeckia fulgida
Zonas 3-9

Con la cabeza muerta regular, la equinácea naranja florecerá desde el verano hasta las heladas con flores de color amarillo anaranjado en los tallos que alcanzan los 3 pies de altura.

Obtenga más información sobre el cultivo de plantas de equinácea.

Foto de: Rob Cardillo.

Hierba varilla 'Northwind'
Panicum virgatum 'Viento del norte'
Zonas 5-9

Switchgrass crece de 4 a 6 pies de altura, por lo que es bueno para filtrar vistas menos que deseables. Se propaga lentamente por rizomas.

Foto de: Rob Cardillo.

Planta obediente
Physostegia virginiana
Zonas 3-9

Este bloomer de color púrpura claro crece de 3 a 4 pies de altura. A los colibríes les gusta, pero a los ciervos no. La planta obediente florece desde principios del verano hasta principios del otoño y se propaga tanto por semillas como por rizomas.

Foto de: Rob Cardillo.

Bergamota salvaje
Monarda fistulosa
Zonas 4-9

La bergamota silvestre es una herbácea perenne que trae colibríes y mariposas al jardín. Sus flores de color rosa violeta claro duran desde finales de junio hasta principios de agosto.

Foto de: Rob Cardillo.

Winterberry común 'Aurantiaca'
Ilex verticulata 'Aurantiaca'
Zonas 3-9

La mayoría de las moras de invierno tienen frutos rojos, pero "Aurantiaca" produce frutos de color rojo anaranjado que se desvanecen a amarillo anaranjado en otoño. Es dioico, lo que significa que necesita una planta masculina para que la hembra produzca bayas. 'Aurantiaca' crece hasta 5 pies de altura a pleno sol hasta sombra parcial.

Foto de: Rob Cardillo.

Avena del mar del norte
Chasmanthium latifolium
Zonas 3-8

Las cabezas de semillas de la avena del mar del norte son atractivas y se ven bien en arreglos. Aquí, se mezclan con amarillo brillante Amsonia hubrichtii.

Puede sembrar agresivamente en algunas situaciones.

Foto de: Rob Cardillo.

Flor cardenal azul
Lobelia siphilitica
Zonas 4-9

La flor cardenal azul crece hasta 3 pies de altura y las flores de un azul intenso aparecen desde mediados del verano hasta principios del otoño. En condiciones abiertas con suelos húmedos, se auto sembrará.

Foto de: Rob Cardillo.

Estrella azul
Amsonia hubrichtii
Zonas 5-8

Bluestar tiene dos estaciones de color: primavera, cuando produce flores de color azul bígaro en tallos de 2 a 3 pies; y caer, cuando el follaje se vuelve amarillo brillante. Plantéelo en múltiplos para obtener el mejor efecto.

Foto de: Rob Cardillo.

Vara de oro 'fuegos artificiales'
Solidago rugosa 'Fuegos artificiales'
Zonas 4-8

El arquitecto paisajista Jonathan Alderson se refiere a "Fireworks" como una vara de oro de "buen comportamiento", porque los rizomas de esta variedad se propagan más lentamente que los rizomas de otras especies. Las panículas de color amarillo dorado que se arquean con gracia florecen de septiembre a octubre, proporcionando abundante néctar para las abejas y las mariposas. "Fireworks" crece hasta 3 pies de altura.

Obtenga más información sobre el cultivo de plantas de vara de oro.

Las plantas de jardín de lluvia adicionales incluyen:

  • Iris de bandera azulIris versicolor o I. virginica)
  • Raíz de CulverVeronicastrum virginicum)
  • Juncia de zorroCarex vulpinoidea)
  • Cornejo de ramita roja (Cornus sericea)
  • Bandera dulceAcorus gramineus)
  • Señora helechoAthyrium filix-femina)

Partes de este artículo fueron aportadas por Therese Ciesinski


Paisajes sostenibles: diseño de un jardín de lluvia para propiedades residenciales

Todos sabemos que los jardines tradicionales pueden agregar belleza y valor estético a la propiedad. Los jardines de lluvia no solo agregan belleza visual al paisaje, sino que también brindan un valor ambiental significativo al reducir la escorrentía de agua de lluvia, mitigar las inundaciones y mejorar la calidad del agua. A diferencia de los jardines convencionales que normalmente se encuentran a una altura uniforme o ligeramente más alta que los paisajes adyacentes, los jardines de lluvia están situados más bajos que las áreas circundantes y sirven como una cuenca para capturar, retener y filtrar el agua de lluvia después de un evento de lluvia.


Diseño de jardín de lluvia

Haga su parte para salvar los recursos hídricos naturales plantando un jardín de lluvia. Conozca este concepto inteligente y fácil de cultivar.

Relacionado con:

A esto lo llamamos nuestra vía fluvial. El agua de lluvia desciende por nuestra colina y corre hacia el patio lateral.

A esto lo llamamos nuestra "vía fluvial". El agua de lluvia desciende por nuestra colina y corre a través del camino de cemento / roca hasta el patio lateral.

Haga su parte para minimizar la escorrentía de aguas pluviales aprendiendo sobre los diseños de jardines de lluvia. Estos jardines inteligentes y sencillos ayudan a mitigar la escorrentía al tiempo que agregan un hermoso lugar a su propiedad. Un jardín de lluvia es fácil de construir y se amortiza con creces si su ciudad impone recargos por escorrentía de aguas pluviales a los propietarios. Descubre ideas para diseños de jardines de lluvia.

En muchas ciudades, las fuertes lluvias en poco tiempo se combinan con las superficies duras de los suburbios para inundar los sistemas de alcantarillado pluvial. Cuando esto ocurre, los sistemas de alcantarillado pueden verter la escorrentía de las aguas pluviales, que transportan productos químicos para carreteras y césped, desechos de mascotas y fertilizantes, a los cursos de agua naturales. El resultado puede ser la proliferación de algas, la muerte de peces y la contaminación continua.

En un esfuerzo por financiar la actualización y mejora de los sistemas de alcantarillado pluvial, algunas ciudades ahora cobran a los propietarios de viviendas por la escorrentía de aguas pluviales. Esa tarifa a menudo se puede eximir si demuestra que su propiedad es un paisaje lluvioso amigable con el medio ambiente que atrapa, contiene o ralentiza la escorrentía de aguas pluviales. Aquí es donde los diseños de jardines de lluvia entran en escena.

Al agregar un jardín de lluvia, puede lidiar con la escorrentía de aguas pluviales y mejorar el valor de su propiedad con un paisaje atractivo. La mayoría de los diseños de jardines de lluvia comprenden una simple depresión en forma de platillo llena de plantas. La depresión ralentiza la escorrentía de las aguas pluviales, atrapándolas, enfriándolas y absorbiéndolas en la tierra. El suelo y los sistemas de raíces de las plantas en el jardín de lluvia filtran la escorrentía y la limpian de contaminantes. Debido a que el agua de lluvia finalmente penetra en el suelo, ayuda a recargar los suministros locales de agua subterránea.

Los diseños de jardines de lluvia instalados correctamente no deben crear áreas pantanosas que retengan agua durante más de un día, por lo que no hay preocupación de que los mosquitos puedan reproducirse. Muchos diseños de jardines de lluvia instalados profesionalmente cuentan con una zona de drenaje de arena o grava debajo del suelo del jardín, pero puede construir su propio jardín de lluvia simplemente quitando el césped y cavando poco profundo.

Un jardín de lluvia suele tener unos pocos metros de ancho. El tamaño realmente depende del tipo de suelo y de la cantidad de espacio que tenga. El tamaño promedio de un jardín de lluvia para una casa unifamiliar varía de 150 a 400 pies cuadrados. La depresión del jardín de lluvia debe crear una caída de 6 pulgadas desde el nivel circundante. Excave los lados del recipiente para que se inclinen gradualmente y nivele el fondo del jardín. Trate de crear más una forma de platillo que de un tazón.

El mejor lugar para ubicar un jardín de lluvia es cuesta abajo, al menos a 10 pies de distancia de los cimientos de su casa. Trate de colocarlo donde el agua salga naturalmente de su casa, camino de entrada u otras superficies duras. Las áreas cercanas a los bajantes son una opción lógica para albergar un diseño de jardín de lluvia. Si tiene un punto bajo en su jardín que normalmente recoge agua de su propiedad, ese también es un gran lugar para colocar un jardín de lluvia.

Su jardín de lluvia puede estar solo como un área de plantación bonita, o puede incorporarlo a un riachuelo o arroyo seco. Si planea canalizar y dirigir el agua en su propiedad, es aconsejable consultar con un paisajista para asegurarse de que no está pasando por alto o incluso creando problemas potenciales.

Puede parecer contrario a la intuición, pero desea elegir plantas que resistan tanto la tierra húmeda como la sequía para el diseño de su jardín de lluvia. Esto se debe a que a veces el jardín tendrá un suelo muy húmedo, pero en otras ocasiones las plantaciones se verán inundadas por el agua de lluvia.

Elija una mezcla de plantas nativas y ornamentales para su jardín de lluvia. Las buenas opciones incluyen cabeza de tortuga (Chelone glabra), pasto varilla (Panicum virgatum), estrella ardiente densa (Liatris spicata), equinácea púrpura (Equinácea purpurea), flor cardinal (Lobelia cardinalis ) y alta barba blanca (Penstemon digital).


Contenido

  • 1 Historia
  • 2 Mitigación de escorrentías urbanas
    • 2.1 Efectos de la escorrentía urbana
    • 2.2 Sistemas de gestión de aguas pluviales
  • 3 Biorretención
    • 3.1 Proceso de tratamiento de agua
  • 4 Diseño
    • 4.1 Suelo y drenaje
    • 4.2 Vegetación
    • 4.3 Eliminación de contaminantes
  • 5 proyectos
    • 5.1 Australia
    • 5.2 Reino Unido
    • 5.3 Estados Unidos
    • 5.4 China
  • 6 Véase también
  • 7. Referencias
  • 8 Lecturas adicionales
  • 9 Enlaces externos

Los primeros jardines de lluvia se crearon para imitar las áreas naturales de retención de agua que se desarrollaron antes de que ocurriera la urbanización. Los jardines de lluvia para uso residencial se desarrollaron en 1990 en el condado de Prince George, Maryland, cuando Dick Brinker, un desarrollador que construía una nueva subdivisión de viviendas, tuvo la idea de reemplazar el estanque tradicional de mejores prácticas de gestión (BMP) por un área de bioretención. Se acercó a Larry Coffman, un ingeniero ambiental y Director Asociado de Programas y Planificación del Departamento de Recursos Ambientales del condado, con la idea. [6] El resultado fue el uso extensivo de jardines de lluvia en Somerset, una subdivisión residencial que tiene un jardín de lluvia de 300 a 400 pies cuadrados (28 a 37 m 2) en la propiedad de cada casa. [7] Este sistema demostró ser muy rentable. En lugar de un sistema de bordillos, aceras y canaletas, que habría costado casi $ 400,000, la instalación de los canales de drenaje plantados costó $ 100,000. [6] Esto también fue mucho más rentable que la construcción de estanques de BMP que pudieran manejar tormentas de 2, 10 y 100 años. [6] El monitoreo de flujo realizado en años posteriores mostró que los jardines de lluvia han dado como resultado una reducción del 75-80% en la escorrentía de aguas pluviales durante un evento de lluvia regular. [7]

Algunos de facto Los jardines de lluvia son anteriores a su reconocimiento por parte de los profesionales como una herramienta LID (Desarrollo de bajo impacto) importante. Cualquier depresión de jardín poco profunda implementada para capturar y filtrar el agua de lluvia dentro del jardín para evitar drenar el agua fuera del sitio es en el momento de la concepción un jardín de lluvia, particularmente si la vegetación se planta y se mantiene reconociendo su papel en esta función. Las cunetas con vegetación a los lados de las carreteras, ahora promocionadas como “bioswales”, siguen siendo el sistema de drenaje de escorrentía convencional en muchas partes del mundo desde mucho antes de que las extensas redes de alcantarillas de concreto se convirtieran en la práctica de ingeniería convencional en el mundo industrializado. Lo nuevo de esta tecnología es el rigor emergente de una comprensión cada vez más cuantitativa de cómo tales herramientas pueden hacer posible el desarrollo sostenible. Esto es tan cierto para las comunidades desarrolladas que adaptan la bioretención a la infraestructura de gestión de aguas pluviales existente como para las comunidades en desarrollo que buscan un camino de desarrollo más rápido y más sostenible.

Efectos de la escorrentía urbana Editar

En áreas urbanas desarrolladas, las depresiones que ocurren naturalmente donde el agua de lluvia se acumularía generalmente están cubiertas por superficies impermeables, como asfalto, pavimento o concreto, y están niveladas para uso en automóviles. Las aguas pluviales se dirigen a los desagües pluviales, lo que puede causar desbordes de los sistemas de alcantarillado combinados o contaminación, erosión o inundación de las vías fluviales que reciben la escorrentía de aguas pluviales. [8] [9] [10] Las aguas pluviales redirigidas suelen ser más cálidas que las aguas subterráneas que normalmente alimentan un arroyo y se han relacionado con alteraciones en algunos ecosistemas acuáticos principalmente a través de la reducción del oxígeno disuelto (OD). La escorrentía de aguas pluviales también es una fuente de una amplia variedad de contaminantes que se lavan de las superficies duras o compactadas durante los eventos de lluvia. Estos contaminantes pueden incluir compuestos orgánicos volátiles, pesticidas, herbicidas, hidrocarburos y metales traza. [11]

Sistemas de gestión de aguas pluviales Editar

La gestión de las aguas pluviales se produce a escala de cuencas hidrográficas para evitar impactos río abajo en la calidad del agua urbana. [12] Una cuenca se mantiene mediante la acumulación cíclica, el almacenamiento y el flujo de agua subterránea. [2] Las cuencas hidrográficas naturales se dañan cuando están selladas por una superficie impermeable, que desvía la escorrentía de aguas pluviales que transportan contaminantes hacia los arroyos. Las cuencas hidrográficas urbanas se ven afectadas por mayores cantidades de contaminantes debido a las consecuencias de las actividades antropogénicas dentro de los entornos urbanos. [13] Las precipitaciones sobre superficies impermeables acumulan escorrentías superficiales que contienen petróleo, bacterias y sedimentos que eventualmente llegan a los arroyos y al agua subterránea. [2] Las estrategias de control de aguas pluviales, como los jardines de infiltración, tratan la escorrentía superficial contaminada y devuelven el agua procesada al suelo subyacente, lo que ayuda a restaurar el sistema de cuencas hidrográficas. La efectividad de los sistemas de control de aguas pluviales se mide por la reducción de la cantidad de lluvia que se convierte en escorrentía (retención) y el tiempo de retraso (tasa de agotamiento) de la escorrentía. [14] Incluso los jardines de lluvia con pequeñas capacidades de infiltración diaria pueden crear un impacto acumulativo positivo en la mitigación de la escorrentía urbana. Aumentar el número de superficies permeables mediante el diseño de jardines de lluvia reduce la cantidad de agua de lluvia contaminada que llega a los cuerpos de agua naturales y recarga el agua subterránea a un ritmo mayor. [15] Además, agregar un jardín de lluvia a un sitio que experimenta una escorrentía excesiva de agua de lluvia mitiga la carga de la cantidad de agua en los sistemas públicos de aguas pluviales.

El enfoque de biorretención para el tratamiento del agua, y específicamente los jardines de lluvia en este contexto, es doble: utilizar los procesos naturales dentro de los paisajes y suelos para transportar, almacenar y filtrar las aguas pluviales antes de que se conviertan en escorrentías, y para reducir la cantidad total de agua impermeable. superficie que cubre el suelo que permite la escorrentía urbana contaminada. [16] Los jardines de lluvia funcionan con mayor eficacia cuando interactúan con el sistema mayor de control de aguas pluviales. Este enfoque integrado para el tratamiento del agua se denomina "cadena de aguas pluviales", que consiste en todas las técnicas asociadas para prevenir la escorrentía superficial, retener la escorrentía para infiltración o evaporación, detener la escorrentía y liberarla a una velocidad predeterminada, y transportar la lluvia desde donde cae hasta las instalaciones de detención o retención. [16] Los jardines de lluvia tienen muchos efectos reverberantes en el sistema hidrológico general. En un sistema de biorretención, como un jardín de lluvia, el agua se filtra a través de capas de suelo y medio vegetal, que tratan el agua antes de que ingrese al sistema de aguas subterráneas o un drenaje subterráneo. Cualquier escorrentía restante de un jardín de lluvia tendrá una temperatura más baja que la escorrentía de una superficie impermeable, lo que reduce el choque térmico en los cuerpos de agua receptores. Además, el aumento de la cantidad de superficies permeables mediante el diseño de jardines de lluvia urbanos reduce la cantidad de agua de lluvia contaminada que llega a los cuerpos de agua naturales y recarga el agua subterránea a un ritmo mayor. [17]

El concepto de LID (diseño de bajo impacto) para el manejo de aguas pluviales se basa en la bioretención: una práctica de diseño de paisajes y agua que utiliza las propiedades químicas, biológicas y físicas de los suelos, microorganismos y plantas para controlar la calidad y cantidad del flujo de agua. dentro de un sitio. [16] Las instalaciones de biorretención están diseñadas principalmente para la gestión del agua y pueden tratar la escorrentía urbana, las aguas pluviales, las aguas subterráneas y, en casos especiales, las aguas residuales. Los humedales construidos cuidadosamente diseñados son necesarios para la biorretención de aguas residuales o aguas grises, que tienen mayores efectos en la salud humana que las implicaciones del tratamiento de la escorrentía urbana y las lluvias. Los beneficios ambientales de los sitios de biorretención incluyen una mayor diversidad de vida silvestre y producción de hábitat y un uso mínimo de energía y contaminación. Priorizar la gestión del agua a través de sitios de biorretención natural elimina la posibilidad de cubrir el terreno con superficies impermeables.

Proceso de tratamiento de agua Editar

La biorretención controla las aguas pluviales cantidad a través de la interceptación, infiltración, evaporación y transpiración. [16] Primero, la lluvia es capturada por el tejido vegetal (hojas y tallos) y en los microporos del suelo. Luego, el agua se infiltra, el movimiento descendente del agua a través del suelo, y se almacena en el suelo hasta que el sustrato alcanza su capacidad de humedad, cuando comienza a acumularse en la parte superior de la función de biorretención. El agua acumulada y el agua de la superficie de las plantas y el suelo se evapora luego a la atmósfera. El diseño óptimo de los sitios de biorretención apunta a que el agua estancada poco profunda alcance una mayor tasa de evaporación. El agua también se evapora a través de las hojas de las plantas en la característica y regresa a la atmósfera, que es un proceso conocido como evapotranspiración.

La biorretención controla las aguas pluviales calidad mediante sedimentación, filtración, asimilación, adsorción, degradación y descomposición. [16] Cuando el agua se acumula sobre una característica de biorretención, los sólidos en suspensión y las partículas grandes se sedimentan. Las partículas de polvo, las partículas del suelo y otros desechos pequeños se filtran fuera del agua a medida que se mueve hacia abajo a través del suelo y las raíces de las plantas entremezcladas. Las plantas absorben algunos de los nutrientes para usarlos en sus procesos de crecimiento o para el almacenamiento de minerales. Las sustancias químicas disueltas del agua también se unen a las superficies de las raíces de las plantas, las partículas del suelo y otra materia orgánica en el sustrato y se vuelven ineficaces. Los microorganismos del suelo descomponen los productos químicos restantes y la pequeña materia orgánica y descomponen eficazmente los contaminantes en una materia de suelo saturada.

Aunque la purificación natural del agua se basa en el diseño de áreas plantadas, los componentes clave de la biorremediación son la calidad del suelo y la actividad de los microorganismos. Estas características están respaldadas por plantas, que crean un espacio poroso secundario para aumentar la permeabilidad del suelo, prevenir la compactación del suelo a través del complejo crecimiento de la estructura de las raíces, proporcionar hábitats para los microorganismos en la superficie de sus raíces y transportar oxígeno al suelo.

El diseño de jardines de aguas pluviales abarca una amplia gama de características basadas en los principios de biorretención. Luego, estas instalaciones se organizan en una secuencia y se incorporan al paisaje en el orden en que la lluvia pasa de los edificios y las superficies permeables a los jardines y, finalmente, a los cuerpos de agua. Un jardín de lluvia requiere un área donde el agua pueda acumularse e infiltrarse, y las plantas puedan mantener tasas de infiltración, diversas comunidades de microorganismos y capacidad de almacenamiento de agua. Debido a que los sistemas de infiltración manejan la cantidad de agua de lluvia reduciendo los volúmenes de escorrentía de agua de lluvia y los caudales máximos, el diseño del jardín de lluvia debe comenzar con un análisis del sitio y una evaluación de las cargas de lluvia en el sistema de biorretención propuesto. [13] Esto conducirá a un conocimiento diferente sobre cada sitio, lo que afectará la elección de las plantaciones y los sistemas de sustrato. Como mínimo, los jardines de lluvia deben diseñarse para la tasa máxima de escorrentía durante la tormenta esperada más severa. La carga aplicada en el sistema determinará el caudal de diseño óptimo. [15]

Los jardines existentes se pueden adaptar para que funcionen como jardines de lluvia ajustando el paisaje de modo que los bajantes y las superficies pavimentadas drenen hacia las áreas de plantación existentes. A pesar de que los jardines existentes tienen tierra suelta y plantas bien establecidas, es posible que sea necesario aumentar su tamaño y / o con plantaciones adicionales y diversas para soportar una mayor capacidad de infiltración. Además, muchas plantas no toleran las raíces saturadas durante mucho tiempo y no podrán soportar el aumento del flujo de agua. Las especies de plantas de jardín de lluvia deben seleccionarse para que coincidan con las condiciones del sitio después de que se determinen la ubicación requerida y la capacidad de almacenamiento del área de biorretención. Además de mitigar la escorrentía urbana, el jardín de lluvia puede contribuir a los hábitats urbanos de mariposas, aves e insectos benéficos nativos.

En ocasiones, los jardines de lluvia se confunden con los bioevaluaciones. Swales se inclina hacia un destino, mientras que los jardines de lluvia están nivelados; sin embargo, un biofuente puede terminar con un jardín de lluvia como parte de un sistema de gestión de aguas pluviales más grande. Las zanjas de drenaje pueden manejarse como bioevaluaciones e incluso incluir jardines de lluvia en serie, lo que ahorra tiempo y dinero en mantenimiento. Parte de un jardín que casi siempre tiene agua estancada es un jardín acuático, un humedal o un estanque, y no un jardín de lluvia. Los jardines de lluvia también difieren de las cuencas de retención, donde el agua se infiltrará en el suelo a un ritmo mucho más lento, en uno o dos días.

Suelo y drenaje Editar

El agua recolectada se filtra a través de los estratos de suelo o suelo de cultivo de ingeniería, llamado sustrato. Una vez que el suelo alcanza su límite de saturación, el exceso de agua se acumula en la superficie del suelo y finalmente se infiltra en el suelo natural que se encuentra debajo. La mezcla de suelo de bioretención debe contener típicamente 60% de arena, 20% de compost y 20% de tierra vegetal. Los suelos con concentraciones más altas de compost han mostrado efectos mejorados en la filtración de agua subterránea y de lluvia. [18] El suelo no permeable debe eliminarse y reemplazarse periódicamente para generar el máximo rendimiento y eficiencia si se usa en el sistema de biorretención. El suelo arenoso (mezcla de bioretención) no se puede combinar con un suelo circundante que tiene un contenido de arena más bajo porque las partículas de arcilla se asentarán entre las partículas de arena y formarán una sustancia parecida al concreto que no es propicia para la infiltración, según un estudio de 1983 . [19] El suelo de césped compacto no puede albergar agua subterránea tan bien como los suelos arenosos, porque los microporos dentro del suelo no son suficientes para retener niveles sustanciales de escorrentía. [dieciséis]

Cuando los suelos de un área no son lo suficientemente permeables para permitir que el agua se drene y se filtre a una velocidad adecuada, se debe reemplazar el suelo e instalar un desagüe. A veces, un pozo seco con una serie de capas de grava cerca del punto más bajo del jardín de lluvia ayudará a facilitar la percolación y evitará la obstrucción en la cuenca de sedimentación. [13] Sin embargo, un pozo seco colocado en el punto más bajo puede obstruirse prematuramente con limo, convirtiendo el jardín en una cuenca de infiltración y frustrando su propósito como sistema de biorretención. Cuanto más contaminada esté el agua de escorrentía, más tiempo debe quedar retenida en el suelo para su purificación. La capacidad para un período de purificación más largo a menudo se logra instalando varias cuencas de jardín de lluvia más pequeñas con un suelo más profundo que el nivel freático alto estacional. En algunos casos, las celdas de biorretención revestidas con drenaje subterráneo se utilizan para retener cantidades más pequeñas de agua y filtrar cantidades más grandes sin dejar que el agua se filtre tan rápidamente. Un estudio de cinco años realizado por el Servicio Geológico de EE. UU. Indica que los jardines de lluvia en suelos arcillosos urbanos pueden ser efectivos sin el uso de drenajes subterráneos o el reemplazo de suelos nativos con la mezcla de bioretención. Sin embargo, también indica que las tasas de infiltración antes de la instalación deben ser de al menos 0,25 pulgadas / hora. Los suelos de tipo D requerirán un drenaje inferior combinado con la mezcla de suelo arenoso para drenar correctamente. [20]

Los jardines de lluvia a menudo se encuentran cerca de la tubería de drenaje del techo de un edificio (con o sin tanques de agua de lluvia). La mayoría de los jardines de lluvia están diseñados para ser un punto final del sistema de drenaje de un edificio o sitio urbano con la capacidad de filtrar toda el agua entrante a través de una serie de capas de tierra o grava debajo de las plantaciones de la superficie. Se puede usar un desagüe francés para dirigir una parte del agua de lluvia a un lugar de desbordamiento para eventos de lluvia más intensa. Si el sitio de biorretención tiene una escorrentía adicional dirigida por bajantes que van desde el techo de un edificio, o si el suelo existente tiene una tasa de filtración más rápida de 5 pulgadas por hora, el sustrato del jardín de lluvia debe incluir una capa de grava o arena debajo del capa superior del suelo para hacer frente a esa mayor carga de infiltración. [2] Si no se diseñó originalmente para incluir un jardín de lluvia en el sitio, las bajantes del techo se pueden desconectar y desviar a un jardín de lluvia para modernizar el manejo de las aguas pluviales. Esto reduce la cantidad de carga de agua en el sistema de drenaje convencional y, en cambio, dirige el agua para la infiltración y el tratamiento a través de características de biorretención. Al reducir la descarga máxima de aguas pluviales, los jardines de lluvia prolongan el tiempo de retraso hidráulico y de alguna manera imitan el ciclo natural del agua desplazado por el desarrollo urbano y permiten la recarga del agua subterránea. Si bien los jardines de lluvia siempre permiten la recarga de aguas subterráneas restauradas y volúmenes reducidos de aguas pluviales, es posible que no mejoren la contaminación a menos que se incluyan materiales de remediación en el diseño de las capas de filtración. [21]

Vegetación Editar

Las plantas típicas de los jardines de lluvia son las herbáceas perennes y los pastos, que se eligen por su estructura de raíces porosas y su alta tasa de crecimiento. [16] También se pueden plantar árboles y arbustos para cubrir áreas más grandes en el sitio de bioretención. Aunque se seleccionan y diseñan plantas específicas para los suelos y climas respectivos, [22] las plantas que pueden tolerar tanto el suelo saturado como el seco se utilizan típicamente para el jardín de lluvia. Deben mantenerse para una máxima eficiencia y ser compatibles con los usos de la tierra adyacente. Las plantas nativas y adaptadas se seleccionan comúnmente para los jardines de lluvia porque son más tolerantes al clima local, el suelo y las condiciones del agua tienen sistemas de raíces profundos y variables para mejorar la infiltración del agua y la tolerancia a la sequía aumentan el valor del hábitat, la diversidad para las comunidades ecológicas locales y en general sostenibilidad una vez establecida. La vegetación con una estructura radicular densa y uniforme ayuda a mantener una infiltración constante en todo el sistema de biorretención. [23] Puede haber compensaciones asociadas con el uso de plantas nativas, incluida la falta de disponibilidad para algunas especies, la aparición tardía de la primavera, la temporada de floración corta y el establecimiento relativamente lento.

Es importante plantar una amplia variedad de especies para que el jardín de lluvia sea funcional en todas las condiciones climáticas. It is likely that the garden will experience a gradient of moisture levels across its functional lifespan, so some drought tolerant plantings are desirable. There are four categories of a vegetative species’ moisture tolerance that can be considered when choosing plants for a rain garden. Wet soil is constantly full of water with long periods of pooling surface water this category includes swamp and marsh sites. Moist soil is always slightly damp, and plants that thrive in this category can tolerate longer periods of flooding. Mesic soil is neither very wet nor very dry plants that prefer this category can tolerate brief periods of flooding. [16] Dry soil is ideal for plants that can withstand long dry periods. Plantings chosen for rain gardens must be able to thrive during both extreme wet and dry spells, since rain gardens periodically swing between these two states. A rain garden in temperate climates will unlikely dry out completely, but gardens in dry climates will need to sustain low soil moisture levels during periods of drought. On the other hand, rain gardens are unlikely to suffer from intense waterlogging, since the function of a rain garden is that excess water is drained from the site. Plants typically found in rain gardens are able to soak up large amounts of rainfall during the year as an intermediate strategy during the dry season. [16] Transpiration by growing plants accelerates soil drying between storms. Rain gardens perform best using plants that grow in regularly moist soils, because these plants can typically survive in drier soils that are relatively fertile (contain many nutrients).

Chosen vegetation needs to respect site constraints and limitations, and especially should not impede the primary function of bioretention. Trees under power lines, or that up-heave sidewalks when soils become moist, or whose roots seek out and clog drainage tiles can cause expensive damage. Trees generally contribute to bioretention sites the most when they are located close enough to tap moisture in the rain garden depression, yet do not excessively shade the garden and allow for evaporation. That said, shading open surface waters can reduce excessive heating of vegetative habitats. Plants tolerate inundation by warm water for less time than they tolerate cold water because heat drives out dissolved oxygen, thus a plant tolerant of early spring flooding may not survive summer inundation. [16]

Pollutant Removal Edit

Rain gardens are designed to capture the initial flow of stormwater and reduce the accumulation of toxins flowing directly into natural waterways through ground filtration. Natural remediation of contaminated stormwater is an effective, cost-free treatment process. Directing water to flow through soil and vegetation achieves particle pollutant capture, while atmospheric pollutants are captured in plant membranes and then trapped in soil, where most of them begin to break down. These approaches help to diffuse runoff, which allows contaminants to be distributed across the site instead of concentrated. [24] The National Science Foundation, the United States Environmental Protection Agency, and a number of research institutions are presently studying the impact of augmenting rain gardens with materials capable of capture or chemical reduction of the pollutants to benign compounds.

The primary challenge of rain garden design is predicting the types of pollutants and the acceptable loads of pollutants the rain garden's filtration system can process during high impact storm events. Contaminants may include organic material, such as animal waste and oil spills, as well as inorganic material, such as heavy metals and fertilizer nutrients. These pollutants are known to cause harmful over-promotion of plant and algal growth if they seep into streams and rivers. The challenge of predicting pollutant loads is specifically acute when a rain event occurs after a longer dry period. The initial storm water is often highly contaminated with the accumulated pollutants from dry periods. Rain garden designers have previously focused on finding robust native plants and encouraging adequate biofiltration, but recently have begun augmenting filtration layers with media specifically suited to chemically reduce redox of incoming pollutant streams. Certain plant species are very effective at storing mineral nutrients, which are only released once the plant dies and decays. Other species can absorb heavy metal contaminants. Cutting back and entirely removing these plants at the end of the growth cycle completely removes these contaminants. This process of cleaning up polluted soils and stormwater is called phytoremediation. [16]


Rain Garden Design, Benefits, and Plants

A rain garden is a depression (about 6 inches deep) that collects stormwater runoff from a roof, driveway or yard and allows it to infiltrate into the ground. Rain gardens are typically planted with shrubs and perennials (natives are ideal), and can be colorful, landscaped areas in your yard.

Every time it rains, water runs off impervious surfaces such as roofs, driveways, roads and parking lots, collecting pollutants along the way. This runoff has been cited by the United States Environmental Protection Agency as a major source of pollution to our nation's waterways. By building a rain garden at your home, you can reduce the amount of pollutants that leave your yard and enter nearby lakes, streams and ponds.

Here are some questions to ask yourself if you are interested in installing a rain garden:

  1. Do I have the space in my yard to install a rain garden? A typical residential rain garden is 50 to 100 square feet, depending on the size of the area draining to it.
  2. If I live in an urban area, are there underground utilities that would prevent me from installing a rain garden?
  3. If I live in an urban area, does my municipality require a permit to install a rain garden?
  4. Am I physically able to install the garden, or do I have help? Even small gardens involve moving fairly large quantities of soil.
  5. Large gardens may require the use of heavy equipment. Can I afford to pay for this?
  6. Plant costs can be around $1-2 per square foot. Can I afford to pay for this?

  • Reduce the amount of pollutants that wash into lakes, streams, ponds and wetlands.
  • Help sustain adequate stream flow during dry spells through infiltration and recharge.
  • Enhance the beauty of your yard and the neighborhood.
  • Help protect communities from flooding and drainage problems.
  • Reduce the need for costly municipal storm water treatment structures.

Adapted from University of Wisconsin Extension, Rain Gardens: A How-to Manual for Homeowners.

Smaller gardens can be dug by hand with a shovel, or equipment can be rented for larger gardens. Most gardens for average sized homes can be dug by hand if you are in good health, or have some extra help. Once the shallow depression is dug for the rain garden, it won't take any more time or expense than planting other landscaped areas in your yard.

Build your rain garden to your tastes. While native shrubs and perennials are preferred, you can use other plants (see Plants). This is your garden, you need to like it!


MSU Extension

Rain gardens are a great way to improve the water quality in your community and building one can be a great activity for kids!

Are you looking for a great way to improve water quality for your family and community? Rain gardens might be the answer. Also known as bioswales or rainscaping, rain gardens have many benefits. Over the next few weeks, I will introduce you to these benefits, as well as how to build, plant and maintain a rain garden.

Rain gardens are part of a functional landscape that is a shallow depression dug to catch and soak up storm water run-off. Many hard surfaces produce run-off including roofs, driveways, walkways and even compacted lawns. Rain gardens are used to capture this run-off and filter it naturally, which buffers the lakes, pond, rivers, streams and shorelines in our communities.

Run-off is considered one of the biggest sources of water pollution in our communities and is a concern for many families. Run-off water can contain gas, oil, pesticides and other pollutants that are harmful to our environment and end up in our groundwater and other sources of fresh water.

With the current weather patterns of drought conditions followed by heavy rainfalls, rain gardens are more important than ever. As the rain comes down so fast and so heavy it does not have time to soak into the ground, it is easier for it to pick up pollutants and carry those into our fresh water supplies.

It may seem like one rain garden cannot do much to keep pollutants from the groundwater supply, but just like recycling, when many people ban together it can make a big difference. Rain gardens are becoming more popular as people join together in their communities to make a big environmental impact and save our precious groundwater supply.

According to the U.S. Department of Agriculture, some of the benefits of a rain garden are:

  • Protecting local and regional water quality by reducing sediment and nutrient loads
  • Reducing stream bank and channel erosion
  • Reducing potential flooding
  • Increasing community character
  • Improving quality of life
  • Increasing habitat for wildlife
  • Balancing growth needs with environmental protection
  • Reducing infrastructure and utility maintenance costs

To help communities implement these beneficial gardens, many websites offer information on how to build rain gardens. Most include plant lists and school lesson plans, matched with state standards, so kids of all ages can build a rain garden at school. In addition to doing something good for the community, they’ll be meeting state standards across the curriculum!

With spring just around the corner, I hope you consider a rain garden in your family plans to add new life and purpose to your landscape. Additional articles in this Michigan State University Extension series include: Part 2 - Rain garden plants.

This article was published by Michigan State University Extension. For more information, visit https://extension.msu.edu. To have a digest of information delivered straight to your email inbox, visit https://extension.msu.edu/newsletters. To contact an expert in your area, visit https://extension.msu.edu/experts, or call 888-MSUE4MI (888-678-3464).

Did you find this article useful?

Please tell us why

Ready to grow with 4-H? Sign up today!

Backyard Fruit 101: Introduction to Growing Your Own Fruits


6. Elderberry ( Sambucus canadensis )

Elderberry grows in zones 3 to 10 and will produce flowers and berries that both humans and wildlife will enjoy. It does well in the basin of the rain garden, where this large, 12-foot-tall shrub will quickly absorb excess rainwater.


Rain Gardens

Rain gardens help reduce sewer overflows and water pollution by absorbing stormwater runoff from hard surfaces into the ground naturally. Since 2006, the Milwaukee Metropolitan Sewerage District (MMSD) and Agrecol Native Seed and Plant Nursery have offered a rain garden plant sale to customers within MMSD’s service area. Plants are provided at a reduced price up to a 50% discount compared to retail prices.

How Do I Order?

To view available plants and to order online click here for the Rain Garden Plant Store.

  • Plants are sold in bundles of 4 each plant's container is 2.5" x 2.5" x 3.5 " (length x width x height/depth) one bundle of 4 plants costs $10.00 unless otherwise noted.
  • Do you wanted to create a rain garden but need help selecting the plants? Try a garden kit that helps take the guesswork out of gardening. Each kit contains 16 plants and provides coverage for a 15 to 25 square foot garden.

Who can order?

Any private property owner, local non-profit group, or municipality can purchase plants. Plants cannot be purchased for resale. If you are unsure of your status or have other questions, please submit your request on the contact us form.

Need Help Selecting Rain Garden Plants?

Come to one of our FREE virtual rain garden workshops on Saturday, March 13th from 10:00 AM to 11:30 AM or Tuesday, March 23rd from 10:00 AM to 11:30 AM. The workshop will focus on how to design and build a rain garden, how to select plants, and how your rain garden can help protect Lake Michigan. At the workshop, gardening experts will be on hand to discuss design tips and assist you with creating your rain garden. This is a FREE workshop, but you must register and spots are limited.

Join gardening expert, Melinda Myers, for a FREE virtual webinar "How to Select Rain Garden Plants", on Wednesday, March 24th from 6:30 to 7:30 PM. Selecting the right plant for the growing conditions is always an important step when planning and planting a garden. It is even more critical when it comes to rain gardens. Melinda will cover a variety of rain garden plants from short to tall, for sun and a few for the shade. She will also help you plan for color and interest throughout the year as well as select plants that attract pollinators and support songbirds. This is a FREE webinar, but you must register.

Dates to Remember:

  • March 13th: Virtual Rain Garden Workshop. Sign up here.
  • March 23rd: Virtual Rain Garden Workshop. Sign up here.
  • March 24th, 2021: Virtual Webinar "How to Select Rain Garden Plants" with Gardening Expert, Melinda Myers. Register here.
  • April 8th, 2021: All orders must be submitted online by the close of business. Click here for the Rain Garden Plant Store
  • May 13th, 2021: Virtual Webinar "How to Plant Your Rain Garden" with Gardening Expert, Melinda Myers. Register here.
  • IMPORTANT UPDATE: DUE TO UNPRECEDENTED DEMAND, WE NEED TO HAVE 2 DIFFERENT PICK-UP DATES. If you ordered your plants prior to March 24th, your pick-up date will be June 12 th . If you order your plants on March 24 th through April 8 th (sale end-date) your pick-up will be either June 12 th or June 26th. We will email you your plant pick-up date in mid-April. Plant order pickup is at MMSD - 260 W. Seeboth St., Milwaukee, WI 532042.

To receive future notifications on MMSD plant sales and workshops, sign up for our Fresh Coast News email list.


Ver el vídeo: Grandes plantas de jardín de lluvia!